Maestras de la Gastronomía Tradicional

Santander – Colombia


Mariela Mateus Ariza

Municipio de Vélez

 


María Chacon López


Cristina Villamil


Tránsito Vargas De Ruiz


Martha Herrera López


Claribel Simanca


Catalina Bracamonte Montier


Rosalía Campo Lara

BARRANCABERMEJA

Gastronomía con sabores ribereños.

BOLÍVAR

Hites, chonque, bore y malanga brotan de la tierra al piquete campesino

VÉLEZ

La gastronomía  rica y colorida con mute, piquete, tamales y las sabrosas arepas  corridas

PUERTO WILCHEZ

Múltiples costumbres, enseñanzas, sazones y gustos gastronómicos

El Origen

 

Es un honor presentar a la sociedad santandereana a aquellas personas que con su saber se constituyen en un baluarte del patrimonio gastronómico de la región y en la esperanza de un futuro agroalimentario mejor para todos nosotros.

Como con casi todos los artistas, las habilidades culinarias de este grupo de mujeres se forjaron desde su primera infancia cuando, al calor de los fogones campesinos, se familiarizaron con las preparaciones propias de sus territorios. Desde entonces fueron comprendiendo el paladar de sus familiares, amigos y vecinos y con su talento han mantenido vivas las tradiciones de su tierra.

Ahora bien, su trabajo y su arte no benefician solamente a sus seres más cercanos, también representan el soporte de la seguridad y la soberanía alimentaria para todos en nuestros territorios. En efecto, durante los últimos meses, las maestras enseñaron a sus jóvenes aprendices cerca de 40 preparaciones tradicionales que requirieron más de un centenar de ingredientes diferentes. Esto significa un centenar de alimentos cuya producción es necesario mantener y estimular, un centenar de evidencias de la persistencia de nuestra biodiversidad y un centenar de razones para apoyar a las maestras de la gastronomía tradicional.

Así mismo, de la mano de sus maestras, dieciséis jóvenes redescubrieron la riqueza de su cultura gastronómica y el orgullo de ser portadores y herederos de la misma. Estos jóvenes, hombres y mujeres, saben que la gastronomía propia de sus territorios, además de representar la estética particular que identifica a sus regiones, es también una alternativa para el desarrollo de sus municipios. Recuperar, mantener y enaltecer la cultura alimentaria tradicional representa la posibilidad de estimular la producción agrícola y la economía alimentaria en el territorio para beneficio de todos sus habitantes.

Igualmente, como ya ha sido probado por varios especialistas, el mantenimiento de las tradiciones alimentarias es un factor protector para las familias frente a la malnutrición y las enfermedades metabólicas. Algunas de las grandes amenazas que afronta la humanidad en esta época de comidas rápidas, estandarizadas y artificiales.

De este modo, a través de la presente cartilla, nuestras maestras comparten con todo el público algunos de sus secretos y de sus más apreciadas preparaciones tradicionales. Además, junto con sus discípulos, ofrecen nuevas recetas sencillas, nutritivas y económicas para que todos los días, sin perder el sabor tradicional, la alimentación pueda ser sabrosa y saludable para toda la familia.

Señoras y señores, con ustedes: las maestras de la gastronomía tradicional de Santander.

«Comer es una necesidad, pero comer de forma

inteligente es un arte«